Nutrición saludable: Clave para niños felices

10 consejos para elegir un cirujano plástico confiable
2 abril, 2018
¿Cual es el mejor implante de seno?
2 abril, 2018
Show all

Los problemas de nutrición en los niños son cada vez más frecuentes. Las malas costumbres de alimentación y ejercicio, ponen en riesgo la salud y el desarrollo de los menores.

 Estar bien nutricionalmente es una condición indispensable para el crecimiento y desarrollo de un niño..

Los menores adoptan conductas imitando a sus padres. Por esta razón los adultos deben tener hábitos saludables. La falta de tiempo para hacer ejercicio y la gran cantidad de alimentos con muchas calorías, son algunos de los factores que han aumentado el sobre peso y la obesidad.

 

Las comidas rápidas.

Estos productos  tienen muchas calorías y un alto contenido de grasas. Es difícil evitar completamente el consumo de estos alimentos, pero la sugerencia es hacerlo esporádicamente. Ir a un lugar de comidas rápidas no debe ser una  recompensa o un premio. Celebrar una ocasión especial en familia no debería asociarse a este tipo de comida. Estas medidas evitan que los niños crean que este tipo de comida son  saludables.

 

Las gaseosas y bebidas azucaradas.

Este tipo de refrescos, en donde también se incluyen los jugos que no son naturales, tienen una gran cantidad de calorías y sustancias químicas que los expertos no recomiendan. Estos productos se deben consumirse muy esporádicamente. Los niños deben entender que el agua y  los jugos naturales preparados en el hogar, son más saludables. Los pediatras y nutricionistas recomiendan evitar  que los menores consuman productos con cafeína como bebidas y gaseosas oscuras.

 

Los alimentos industrializados.

Los alimentos no naturales tienen sustancias químicas y preservantes que se deben evitar en exceso. Lo ideal es consumir  más alimentos naturales. Los alimentos producidos en el campo son más saludables que los producidos en una fábrica. Se debe dedicar más tiempo y dinero a comprar frutas y verduras. Es importante leer las etiquetas de todos los productos para saber sus ingredientes y sus valores nutricionales. En la actualidad muchos productos son fabricados usando jarabe de maíz y endulzados con fructosa del jarabe de maíz. Estos productos tienen más calorías y deben ser consumidos con más precaución.

 

Los dulces y golosinas.

Nunca antes, la humanidad había tenido alimentos con tantas calorías como ahora. Los dulces tienen un alto contenido de azúcar, colorantes y preservativos que no son saludables. Su consumo debe ser limitado. No comprarlos en el supermercado y no tenerlos en el hogar, son medidas saludables que evitan su  consumo desmedido. No es recomendable premiar a los niños con este tipo de productos ni usarlos como recompensa. Prefiera los dulces y postres preparados en casa y con bajo contenido de azúcar.

 

Las verduras y las frutas

Los expertos recomiendan consumir tres porciones de verduras y tres de frutas al día. Desde temprana edad los niños deben asociar estos alimentos con salud y bienestar. Si los niños ven a sus padres consumiendo frutas y verduras seguramente adoptarán esta costumbre. Medidas como dejar las frutas al alcance de los niños, como en un frutero sobre una mesa baja, ayuda a que los niños aumenten el consumo de frutas.

 

El ejercicio.

Los niños no tienen muchas oportunidades de hacer ejercicio. Para lograr aumentar la actividad física es recomendable aumentar las actividades en familia al aire libre. Caminar en familia es una buena forma de aumentar la actividad física. No se debe delegar el ejercicio a los colegios. Los padres de familia son las figuras más importante en el momento de inculcar el deporte y el ejercicio en sus hijos. Los expertos recomiendan hacer 30 minutos diarios de para alguna actividad física en familia. El uso de video juegos y televisión debe ser de máximo una hora diaria.

 

Recomendaciones

  1. La alimentación saludable inicia en el supermercado
  2. Deje las frutas al alcance de los niños donde ellos puedan tomarlas fácilmente
  3. Asegúrese de comprar más frutas y verduras que alimentos en “caja”
  4. Promueva el consumo de agua y jugos naturales
  5. Programe actividades al aire libre en familia para aumentar la actividad física.
  6. Hable con sus hijos sobre nutrición y de alimentos saludables

Comments are closed.